Trending February 2024 # Review Del Wd My Book 22 Tb # Suggested March 2024 # Top 11 Popular

You are reading the article Review Del Wd My Book 22 Tb updated in February 2024 on the website Tai-facebook.edu.vn. We hope that the information we have shared is helpful to you. If you find the content interesting and meaningful, please share it with your friends and continue to follow and support us for the latest updates. Suggested March 2024 Review Del Wd My Book 22 Tb

Pros

Gran almacenamiento

Formato compacto

Sencillo de manejar

Software de utilidades gratuito

Contras

Sin conexión inalámbrica Wi-Fi

Disco interno algo ruidoso

No tiene conector de red Ethernet

Sin opción de configuración RAID

Nuestro veredicto

La compañía WD continúa comercializando los My Book para tareas del hogar muy concretas como las copias de seguridad en local de la información o de los discos de los ordenadores. Sin embargo, la ausencia de wifi y el hecho de depender de un solo disco duro lo relegan a un segundo plano.

Hablar de la familia de discos My Book de WD no es contar algo nuevo, puesto que llevan muchos años en el mercado, ofreciendo una solución de almacenamiento francamente sólida para todos los usuarios que se preocupan por las copias de seguridad en un disco local, además de lo que pueda ofrecer la nube. 

Con esa premisa, y en vistas de que cada vez manejamos más fotos, vídeos y documentos que necesitan ser almacenados, la compañía se ha propuesto ofrecer unidades de disco de mayor capacidad con el fin de cubrir la demanda existente en los hogares. 

Un estudio basado en Estados Unidos afirma que la media de dispositivos conectados por cada hogar supera los diez, para lo que se hace necesario contar con algún dispositivo que permita almacenar en modo local, más allá de las modalidades ofrecidas por Google Drive, iCloud y compañía que cada vez tienen planes de almacenamiento más caros. 

Veámos que puede ofrecernos un disco externo en 2023 que casi llega a comportarse como un sistema de almacenamiento NAS pero sin llegar a serlo, pues está recortado en funcionalidad. Si es lo que buscas, WD dispone de una gran variedad de modelos englobados bajo la familia MyCloud. 

Diseño y calidades

Formato compacto

Conexión USB 3.2 Gen 1 de 5 Gbps

Buena refrigeración interna

Partimos de que las soluciones WD My Cloud Home son la evolución natural del aquí analizado My Book, el cual no cuenta con esa faceta extra de poder conectar el disco duro con la nube para garantizar un sitio extra donde poder tener una copia de seguridad adicional. 

Según esto, físicamente el formato es idéntico en ambos casos, con una caja externa de disco presentada en formato vertical que en su interior admite un único disco de almacenamiento que puede variar entre los 4 TB y los 22 TB. En nuestro caso, recibimos el de mayor capacidad. 

Alfonso Casas / Foundry

La carcasa con acabados en negro o blanco, no deja de ser de plástico, con una parte inferior y superior que presentan rejillas para favorecer una buena ventilación con aire circulando por la placa que hace de controladora y el propio disco duro de la marca. 

Así, las escasas conexiones del My Book quedan concentradas en la parte posterior, con un puerto dedicado a la alimentación de corriente eléctrica de 12 V (para lo que se incluye adaptador), y el único conector USB 3.2 que monta el disco para la conexión con equipos. 

Impera la sencillez, con lo que carece de botón de encendido o indicador LED luminoso”

Localizamos la hendidura correspondiente a la seguridad kensington si se da el caso de que te ves en la necesidad de fijar el disco a una mesa o lugar concreto para evitar el robo o hurto. No obstante, tratándose de un disco para el hogar, esto no tiene mucho sentido. 

Si por algún casual te vieras en la necesidad de reemplazar el disco duro de su interior, puedes hacerlo, retirando los tacos de goma de la base que impiden que el sistema se mueva cuando se encuentra apoyado en una mesa, y separando las dos mitades de la carcasa. 

Alfonso Casas / Foundry

En cualquier caso, vuelvo a señalar que se trata de una solución de disco duro externo de escritorio que no puede albergar un doble disco, con lo que lo normal es que no tengas que acceder a su interior a lo largo de su vida útil de uso. 

Si por algún casual adquieres un modelo con poco almacenamiento (de 4 TB o 6 TB), y pasado el tiempo te ves en la necesidad de ampliarlo, debes saber que el proceso no es complicado, aunque conviene comprobar qué discos son compatibles con el sistema. 

Configuración y puesta en marcha

Software de gestión con utilidades

Interfaz limpia y sencilla

Multiplataforma con soporte de Windows y macOS

Sin conexión Wi-Fi ni Ethernet

Para la puesta en marcha, sorprende que el My Book no disponga de ningún tipo de botón de encendido y apagado, lo que nos desvela cuál es la finalidad de este disco; permanecer en el escritorio siempre conectado y funcionando en un segundo plano. 

Acepto el hecho de que se busque un diseño sencillo y limpio, pero la implementación de un único botón también permitiría apagar la unidad en aquellos casos en los que vayas a estar varios días sin usarlo, sin tener que tirar del cable de alimentación de corriente. 

Alfonso Casas / Foundry

Tampoco tiene elementos visuales que nos permitan identificar si el My Book está encendido. Es más, en muchas ocasiones me percaté de que el disco estaba haciendo su labor por el ruido que desprende asociado al giro de los platos mecánicos, y no por tener en su frontal alguna iluminación LED. 

No llegan a ser ruidosos, pero tampoco puedo considerar a esta unidad silenciosa, y más cuando se encuentra situada en tu escritorio junto al monitor, ratón y teclado, y notas que el disco está trabajando. Es posible que con unidades de disco de menor capacidad (yo tenía la de 22 TB), la cosa mejore. 

Una vez que conectas el My Book a un ordenador a través de su puerto USB 3.2 la cosa cambia por completo. La unidad es montada tanto en Windows como en macOS y en la partición encontrarás la aplicación correspondiente que deberás instalar para la gestión del dispositivo. 

Es un disco concebido para conectarlo por cable a un ordenador Windows, Mac o Linux”

Si tienes Windows 11, el programa queda residente en la barra de herramientas, de manera que puedes lanzar la interfaz de WD Discovery en cualquier instante. El programa facilita los pasos iniciales de importar datos de otros dispositivos o incluso de cuentas de redes sociales. 

De hecho, contamos con dos pestañas diferentes de “Storage y Apps”. Intenté cambiar el idioma de la interfaz pero no he encontrado la posibilidad de hacerlo. Es posible que al ser una unidad de prueba, el software que venga preinstalado se encuentre solo en inglés. 

Lo más sencillo es manejar el almacenamiento del disco como una unidad, de manera que, valiéndote del explorador de carpetas, puedas arrastrar, copiar o pegar cualquier archivo, fotografía o vídeo que desees. 

Alfonso Casas / Foundry

No obstante, el programa incluye tres aplicaciones francamente interesantes que te recomiendo descargar e instalar, especialmente la de WD Drive Utilities, ya que con ella podrás realizar diagnósticos, fijar períodos de hibernación, o incluso formatear el volumen del disco con NTFS o exFAT. 

Las otras dos aplicaciones, incluidas de manera gratuita, abordan otra serie de funcionalidades, como es el Backup de Acronis, y WD Security que se encarga de mantener cifrada la información o carpetas. 

El software incluido es de gran valor, con el backup de Acronis como gran protagonista”

Impera la sencillez en el uso, de tal forma que si quieres hacer copia de contenido o un backup de un ordenador, tan solo tienes que conectarlo a un puerto USB 3 compatible y la operación se llevará a cabo. 

Alfonso Casas / Foundry

Es la principal función del My Book y hay que reconocer que la realiza francamente bien. Puedes configurarlo para que las copias se realicen automáticamente eligiendo una hora y la frecuencia con la que quieres que se lleven a cabo, y listo.

Pero, ¿qué sucede si quiero hacer copias de fotos o vídeos procedentes de una tablet o smartphone? El modelo My Book no dispone de conectividad Wi-Fi, de manera que lo más sencillo pasa por conectar el disco y el móvil en cuestión al mismo ordenador y proceder con la copia manual. 

Los usuarios más avanzados siempre pueden optar por conectar el My Book a un router que disponga de puerto USB 3 para configurarlo como unidad de almacenamiento externa centralizada donde puedas volcar información de los ordenadores que tengas conectados a través de los puertos Ethernet. 

Sin embargo, si tu necesidad es poder volcar todo el contenido procedente de los dispositivos móviles que manejas, o la de los teléfonos y tablets de tu familia, todo de forma inalámbrica, lo mejor es que optes por uno de los discos WD de la familia My Cloud Home u otras alternativas. 

Si quieres un disco para copiar las fotos y vídeos de tu móvil por Wi-Fi, éste no es tu disco”

Además de tener una copia de seguridad de todo en el disco local o en el dispositivo NAS, con estos modelos WD te facilita la posibilidad de realizar el backup en la nube, con lo que estarás abordando las copias de seguridad de una manera más eficiente con la duplicación.

Rendimiento

Velocidad de hasta 5 Gbps

Cifrado AES de 256 bits

Algo ruidoso cuando trabaja

Como ya es habitual en nuestras pruebas de discos, hemos utilizado la herramienta CrystalDiskMark para poner a prueba las velocidades de lectura y escritura que contempla la unidad. 

El disco de 22 TB que alberga en su interior es un modelo WDBBGB0220HBK de 7200 rpm, con lo que a pesar de no tratarse de una unidad SSD mucho más eficiente, las especificaciones nos indican que se trata de un disco rápido y concebido para estas situaciones en las que se demanda inmediatez de uso. 

Alfonso Casas / Foundry

La lectura secuencial se situó en los 230,52 Mbps, obteniendo resultados muy similares en lo que se refiere a escritura, lo que nos confirma que se trata de un disco polivalente tanto en lo que tiene que ver con la copia de datos como con la velocidad de acceso a la información. 

Probamos a volcar una gran cantidad de fotografías y vídeos que se encontraban en una carpeta de 13,4 GB de capacidad y el proceso a través del puerto USB 3 Gen 1 se llevó a cabo en un tiempo de 1 minuto y 34 segundos cumpliendo con los valores medios que manejan hoy en día los discos externos. 

Alfonso Casas / Foundry

Me hubiera gustado que el My Book ofreciera en su trasera un puerto USB adicional al que poder conectar pendrive o cosas similares y realizar una copia de los mismos, pero tampoco es posible ante la ausencia de incluir más conectores. 

Precio

El precio de la unidad WD My Book en su configuración de disco más básica con 4 TB parte de los 134,99 €. A medida que incrementas el almacenamiento, el precio se incrementa progresivamente hasta elevarse a los 516,99 € que cuesta el modelo probado con 22 TB. 

WD afirma que ofrece una garantía ampliada de hasta 3 años en este tipo de discos a nivel mundial, un pequeño extra que siempre es de agradecer. Echa un vistazo a nuestro ranking de los mejores discos externos y SSD que puedes comprar. 

Veredicto

El sistema de disco duro de escritorio My Book planteado por WD llega para resolver una gran necesidad que existe actualmente en los hogares, la de realizar copias de seguridad de datos y contenidos sin depender tanto de planes de suscripción asociados a la nube. 

Así es como lo concibo. Si estás pensando en poder hacer copias de las fotos y vídeos de tus dispositivos móviles, debes saber que podrás hacerlas, pero no de manera automática y programada, con lo que la solución no está pensada para esta situación. 

WD nos ofrece un disco duro externo en el que, una vez que se encuentre conectado al ordenador de tu casa, puedas hacer backup y copias de seguridad de información e incluso de los discos duros de tus equipos, con la seguridad que se mantendrá en local. 

Ahora bien, lo que me resulta chocante es que alguien llegue a gastarse la gran cantidad de euros que cuesta el modelo de 22 TB antes de optar por otra solución más robusta con discos en RAID, es decir, que te permita tener la información mucho más segura si uno de los discos falla, al permitir su reemplazo. 

El My Book puede estar bien por su precio en capacidades de almacenamiento bajas y para situaciones concretas de backup de discos y ordenadores. Pero en la era actual de hogar digital que vivimos en 2023, parece que prescindir de la conectividad inalámbrica Wi-Fi y la cableada por Ethernet, no parece ser una apuesta de futuro. 

Especificaciones

Unidad con una bahía de disco 

Admite discos duros de 3,5 pulgadas

Capacidades de 4, 6, 8, 12, 14, 16, 18 y 22 TB

Interfaz de conexión USB 3.2 Gen 1

Incluye adaptador de corriente de 12v

Cable USB A SuperSpeed de 5 Gbps

Software de gestión WD Discovery

Cifrado de hardware AES de 256 bits

Formateo en NTFS o exFAT

Compatibilidad con Windows y macOS

Garantía de 3 años

Dimensiones de 170,6 x 139,3 x 49 mm

Peso de 1 kg (disco de 22 TB)

You're reading Review Del Wd My Book 22 Tb

Review Del Asus Zenfone 8 Flip

Pros

Sistema de cámara plegable

Diseño de pantalla completa

Gran rendimiento

Contras

Sin impermeabilización

Sin OIS ni conector mini-jack

Algo pesado y de gran volumen

Nuestro veredicto

El Zenfone 8 Flip conserva el innovador sistema de cámara motorizada, pero la falta de funciones frente a lo visto por el Zenfone 8, más pequeño y barato, hace que sea difícil recomendar su compra para un público masivo.

Asus sorprendió a los fans de la marca con el modelo Zenfone 8 estándar, al ofrecer un teléfono inteligente tremendamente compacto con pantalla de 5,9 pulgadas que bien puede compararse al iPhone SE de Apple. Sin embargo, el Zenfone 8 Flip más grande es la otra alternativa.

Como ya contamos, el Zenfone 8 Flip puede resultar familiar, y eso se debe a que tiene un diseño casi idéntico al de su predecesor Zenfone 7. No obstante, como veremos a continuación, existen grandes cambios en su interior que ahora pasamos a descubrirte. 

La pregunta es si el sistema de cámara plegable merece la pena en comparación con su hermano que resulta ser más barato y compacto. Difícil elección.

Diseño y calidades

Con un grosor de 9,6 mm y un peso de 230 gramos, el nuevo Zenfone 8 Flip no es ni mucho menos compacto ni ligero, sino todo lo contrario. Es el peaje que hay que estar dispuesto a pagar frente a la ventaja de otros puntos destacados del Flip. 

Como sucede con la mayoría de teléfonos inteligentes, a medida que lo uses te acostumbrarás a sus dimensiones, aunque es evidente que en el mercado hay teléfonos con pantalla más grande que resultan ser más delgados y livianos. Es el caso del Galaxy S21 Plus de 7,8 mm y 202 gramos. 

Dejando a un lado el tamaño, el Zenfone 8 Flip es un modelo atractivo que ofrece una combinación de aluminio y vidrio curvado en sus acabados de la parte posterior con el fin de ayudarlo a ajustarse mejor a nuestras manos. Lo encontrarás en plata glaciar y negro galáctico. 

El atractivo principal del 8 Flip es el sistema de cámara giratoria que permite que el trío de cámaras orientadas hacia atrás gire y mire hacia el frente también. Es una idea intrigante que Asus ha desarrollado desde la presentación del Zenfone 6 y que ahora evoluciona con un nuevo motor con mayor control de ángulo de giro.

El módulo de la cámara ‘liquid metal’ se encuentra al ras dentro del cuerpo sin sobresalir. Dispone de protección Gorilla Glass 3 para su protección, lo que no evitará que pueda aparecer algún rasguño con el paso del tiempo; de hecho, ya le ha sucedido a nuestra unidad de pruebas.

Una ventaja de tener un sistema de cámara giratoria, además de todas las oportunidades creativas que permite, es que no necesitas una cámara frontal perforada en la pantalla. Así, el Zenfone 8 Flip tiene una pantalla completa de 6,67 pulgadas, con solo un marco delgado que lo rodea. 

No hay muescas, perforaciones o cualquier otro elemento que perturbe la experiencia de uso. En un mundo donde existen cámaras de doble perforación, parece una apuesta refrescante el que podamos ver la pantalla completa en el Zenfone 8.

Ayuda a convertirse en una pantalla sorprendente. Si la frecuencia de actualización del más pequeño Zenfone 8 es de unos sorprendentes 120 Hz, la del Flip es inferior quedándose en los 90 Hz, un valor más lejano de lo que tienen algunos buques insignia que llegan a los 144Hz. 

El Zenfone 8 también ofrece soporte para contenido HDR10+, pero con un brillo máximo de 500 nits en las pruebas, no es el panel más brillante que existe y, como resultado, puedes tener alguna dificultad si lo usas bajo la luz solar con incidencia directa.

Hay un lector de huellas dactilares en pantalla que funciona bien la mayor parte del tiempo, aunque también está disponible el desbloqueo facial. Resulta divertido ver cómo el módulo de la cámara se gira rápidamente para poner en marcha la tecnología de desbloqueo facial.

En la parte superior e inferior de la pantalla encontrarás altavoces estéreo que suenan sorprendentemente altos y potentes cuando ves videos en YouTube y también ayudan a brindar una experiencia estéreo más envolvente cuando reproduces juegos.

El problema aquí podría ser que carece del puerto para auriculares de 3,5 mm, una rareza particular si se considera que el Zenfone 8 más pequeño y delgado opta por mantenerlo de cara a los seguidores de la marca.

También sería inteligente mantener el Zenfone 8 alejado del agua, ya que a diferencia de su hermano menor, el Zenfone 8 no ofrece ningún tipo de resistencia al agua o al polvo. ¡Los selfies submarinos tendrán que esperar a la siguiente generación!

Cámaras

Utilizar el sistema de cámaras plegable es el sueño de quien toma selfies. El uso del módulo giratorio motorizado del Zenfone 8 Flip permite que puedas capturar retratos con la máxima calidad, además de poder jugar con los diferentes sensores que tienes a tu disposición. 

Contamos con una cámara principal Sony IMX686 de 64 MP con una apertura de f / 1.8 y enfoque automático Dual PD capaz de grabar videos de hasta 8K a 30fps, aunque con EIS en lugar de OIS disponible en el Zenfone 8 estándar. 

Al principal se le unen el ultra gran angular de 113 grados y un teleobjetivo de 8 MP con zoom óptico de 3x, lo que permite simultanear multitud de opciones con infinidad de modos de disparo, incluido vídeo 4K a 120fps en cámara lenta.

¿Cuándo fue la última vez que grabaste 4K a 120 fps con su cámara frontal? Probablemente la respuesta sea nunca, siendo honestos. 

Como cabe esperar con cámaras de altas especificaciones, el Zenfone 8 Flip produce excelentes resultados en una variedad de condiciones de luz. Los colores son generalmente vibrantes, el detalle es nítido y la detección de bordes en modo vertical es mucho más precisa que cualquier cámara autofoto estándar de 2023. 

No puede competir con buques insignia de gama ultra alta, como pueda ser el iPhone 12 Pro Max, el Samsung Galaxy S21 Ultra o el Xiaomi Mi 11 Ultra, pero ofrece una experiencia de disparo muy versátil que te permitirá conseguir calidades semi profesionales. 

El sensor principal es la estrella del espectáculo, con la apertura rápida de f/1,8 que permite que el sensor capture más luz, una característica especialmente útil cuando se dispara en entornos más oscuros. 

Las lentes ultra gran angular y telefoto producen excelentes tomas en entornos más claros. También hay un gran nivel de coherencia entre los resultados de los distintos sensores, con un nivel de detalle y rango dinámico similares. 

Algunas tomas ultra anchas pueden parecer un poco más saturadas que las del sensor principal, pero esto se soluciona fácilmente desde la aplicación ‘Galería’. Las fotos tomadas con el teleobjetivo no son tan vibrantes, pero los detalles permanecen. 

Por supuesto, hay muchas funciones disponibles en el Zenfone 8 Flip que aprovechan ese módulo rotatorio. Además de poder girar rápidamente a una posición orientada hacia adelante con solo tocar un botón, puedes ajustar el ángulo tú mismo, lo que permite algunos ángulos verdaderamente creativos.

De hecho, ahora puedes guardar tres ángulos personalizados para un fácil acceso, y con la superposición de ZenUI, los controles también están disponibles en aplicaciones desarrolladas por terceros como Instagram y Snapchat.

También hay modos de disparo especiales, como seguimiento de objetos que moverá el módulo para mantener al sujeto dentro de la toma, y un modo panorámico automático que usa el módulo para tomar una toma panorámica sin problemas.

El módulo ha sido rediseñado para el Zenfone 8 Flip, ofreciendo un diseño más duradero que, según Asus, soportará hasta 300.000 despliegues, o más de 150 por día durante 5 años. También es más fuerte, con una salida un 50 % más potente que hace que el módulo se mueva más rápido. 

Es importante destacar que la solución de micropasos de 0,5 mm proporciona un gran control de ángulo y un movimiento suave, aunque sigue siendo perceptible su ruido cuando está en uso.

Tampoco te preocupes por dañar el módulo si dejas caer tu teléfono, ya que el sensor G incorporado puede detectar caídas repentinas y retraer la cámara a una posición segura con relativa rapidez. Funciona como se anuncia.

También hay un modo de cámara ‘Pro’ actualizado disponible en el Zenfone 8 Flip para aquellos que desean llevar su fotografía móvil un paso más allá, presentando diferentes valores de exposición y la capacidad de guardar ajustes preestablecidos. 

Especificaciones y rendimiento

Si bien las novedades del terminal se centran en el sistema de cámaras, el teléfono sigue siendo un móvil potente en lo que respecta a rendimiento, aunque no tanto como su hermano menor, el Zenfone 8.

El Zenfone 8 Flip presenta el último y mejor conjunto de chips Snapdragon 888, pero mientras que la oferta de Flip tiene un límite de 8 GB de RAM LPDDR5 (la misma que se usa en el teléfono ROG 5), el Zenfone 8 más pequeño ofrece hasta 16 GB de RAM.

Como vemos en la gráfica de rendimiento, el Zenfone 8 Flip supera a los modelos con especificaciones similares, como el Samsung Galaxy S21 equipado con Snapdragon 888 y 8 GB RAM , aunque el límite de 8GB significa que no puede vencer a toda la competencia. 

Independientemente de cómo se compare con otros buques insignia de 2023, el Zenfone 8 Flip es un placer de usar en el día a día. Es capaz de manejar casi cualquier cosa que le lances, desde el manejo de redes sociales, hasta los juegos de móviles de última generación. 

Eso se ve reforzado por la frecuencia de actualización de 90 Hz y el tiempo de respuesta de 1 ms de la pantalla, lo que hace que todo se sienta muy ‘instantáneo’ en el ZenFone 8 Flip. Las modalidades de almacenamiento de 128 o 256 GB UFS 3.1 se ven acompañadas por la ranura microSD incorporada.

La inclusión del Snapdragon 888 también significa que contarás con 5G, y Asus también ha incluido capacidades Dual-Sim, Bluetooth 5.2, wifi 6e (en los mercados donde está certificado) y NFC para pagos móviles. 

Duración de la batería

El Asus ZenFone 8 Flip es un teléfono inteligente de gran volumen, no hay duda al respecto, y eso se debe en parte a la enorme batería de 5.000 mAh que se encuentra en su interior.

La energía disponible de la batería te permitirá abordar las 24 horas de uso sin tener que buscar el cargador cuando estés en el modo de energía dinámica del teléfono, pero no se extenderá hasta un segundo día, al menos bajo mi experiencia.

Si necesitas exprimir un poco más la vida útil de cada carga, tienes la opción de alternar el modo de ahorro de batería ultra, deshabilitando todas las funciones no esenciales para extender la batería tanto como sea posible. 

También puedes reducir la frecuencia de actualización de la pantalla de 90 a 60 Hz, pero sospechamos que no estarás dispuesto a rechazar este gran extra.

Cuando finalmente necesita una recarga, el HyperCharge de 30 W proporciona una experiencia de carga rápida, aunque lejos de ser de las más rápidas. En las pruebas, el Zenfone 8 Flip recuperó el 25 % de carga en 15 minutos y el 44 % en 30 minutos, por detrás de los tiempos del pequeño de la familia.

Puede que no sea tan impresionante como la carga rápida de 65 W del Oppo Find X3 Pro que ofrece un 93 % de carga en 30 minutos, pero al menos el ZenFone 8 Flip es compatible con QuickCharge 4.0 y USB-C PD, lo que significa que no está atado a un dispositivo específico. 

Sobre el cargador HyperCharge de 30 W, puntualizar que tienes uno en la caja, lo cual es una agradable sorpresa dado que muchos fabricantes están optando por deshacerse de los ladrillos de carga con teléfonos insignia recientes. 

Lo único que echarás en falta es el soporte de carga inalámbrica: es prácticamente un hecho en los teléfonos inteligentes de gama similar en 2023, especialmente si tenemos en cuenta que su precio inicial es de 799 €. 

Software

El Zenfone 8 Flip viene con Android 11 listo para usar con la adaptación ZenUI de Asus aplicado en la parte superior. Para los que no la conozcan, la capa ZenUI está bastante cerca de la experiencia Android pura, añadiendo solo un puñado de características específicas 

De hecho, Asus añade un puñado de características específicas que suponen más una ayuda que un obstáculo en la experiencia general del terminal. Una nueva es la introducción del System Performance Manager del ROG Phone 5, para cambiar modos preestablecidos de rendimiento.

De hecho, Asus lleva las cosas un paso más allá con la capacidad de crear perfiles personalizados donde poder especificar límites en el rendimiento de la CPU y la RAM, y también puedes ajustar el rendimiento térmico si es necesario. 

No es una función que la mayoría de los usuarios de Zenfone utilizarán con frecuencia, pero es excelente para aquellos que desean aprovechar al máximo los componentes, heredado en parte de la familia de móviles RogPhone de la marca.

Lo que es más útil es la introducción del sistema Advanced Battery Care, que anteriormente también era una característica exclusiva del ROG Phone 5. El objetivo del sistema es extender la vida útil general de la batería, ayudándola a mantener la carga durante períodos más prolongados.

Asus también se ha comprometido con dos actualizaciones completas del sistema operativo junto con dos años de actualizaciones de seguridad, lo que significa que al menos obtendrás la actualización a Android 12 y Android 13 en el ZenFone 8 Flip. 

Precio

El Zenfone 8 Flip está disponible actualmente en España con una sola combinación de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento a un precio de 799 € con acabados en negro o plata. Esto coloca al 8 Flip en el mismo territorio que los buques insignia OnePlus 9 y iPhone 12.

Es probable que más adelante la compañía también incorpore el modelo con la misma cantidad de RAM pero con capacidad de 256 GB. En cualquier caso, recuerda que dispone de ranura microSD para poder ampliar su almacenamiento. 

Estas cifras son 100 € más elevadas que lo que cuesta el Zenfone 8 estándar con inferior tamaño de pantalla de 5,9 pulgadas, pero con más potencial en cuanto a frecuencia de pantalla de 120 Hz y rendimiento. 

Frente a los buques insignia de precio similar que ofrece la competencia, muchos de ellos cuentan con extras como OIS, carga inalámbrica y una frecuencia de actualización de pantalla más alta que no encontrarás aquí. 

Dicho esto, el 8 Flip parece estar pensado para cierto sector que prima el apartado fotográfico y especialmente las capturas en modo selfie o retrato, algo que limita el número de usuarios que podrían estar interesados en el terminal. 

Si deseas ver las alternativas que hay en el mercado frente al aquí analizado, echa un vistazo a nuestra selección de mejores móviles Android del año. Si lo tuyo son los juegos en móviles, también tenemos el ranking de los mejores móviles para jugar.

Veredicto

El Zenfone 8 Flip es, en esencia, un buque insignia sólido de 2023, a pesar de que muchos solo vean un pequeño incremento en especificaciones y rendimiento frente a la generación anterior de Zenfone 7.

Tiene una gran pantalla AMOLED de 6,67 pulgadas con una frecuencia de actualización de 90 Hz, hay un chipset Snapdragon 888 y 8 GB de RAM LPDDR5 que alimentan la experiencia móvil, y la batería de 5000 mAh lo mantendrá funcionando todo el día.

El sistema de cámara motorizada giratoria sigue siendo único en el panorama de los teléfonos inteligentes, ya que ofrece una experiencia de uso muy versátil inigualable por la competencia, incluso si las cámaras en sí no tienen especificaciones tan altas.

La capacidad de acceder a las tres cámaras traseras en modalidad frontal es excelente, especialmente para aquellos que graban vlogs y toman selfies de alta calidad. Sin embargo, parece que Asus no quiere que el Zenfone 8 Flip robe el foco de atención del Zenfone 8 más pequeño. 

El 8 Flip presenta una frecuencia de actualización de pantalla más baja y menos RAM, y no ofrece ningún tipo de resistencia al agua, estabilización óptica de imagen o un conector para auriculares de 3,5 mm: todas las características que tiene el modelo estándar.

El 8 Flip sigue siendo tentador, pero la decisión de ‘cortarle las alas’ significa que realmente no puede competir con algunos de los mejores buques insignia del momento. Realmente, la elección se reduce a si quieres esa cámara motorizada o no.

Especificaciones

Pantalla AMOLED de 6,67 pulgadas 

Frecuencia de refresco de 90 Hz y 1 ms de respuesta

Procesador Qualcomm Snapdragon 888 5G

RAM LPDDR5 de 8 GB

Almacenamiento de 128/256 GB ampliable mediante microSD

Módulo de cámara abatible

Principal Sony IMX686 de 64Mp con EIS, 

Ultra gran angular Sony IMX363 de 12 MP 

Teleobjetivo de 8 MP 3x

Batería de 5.000 mAh con soporte HyperCharge de 30 W

Altavoces estéreo duales con amplificador Cirrus Logic

Conector USB-C

Wi-Fi 6 / 6e, Bluetooth 5.2 y conectividad 5G

Dimensiones de 165,4 x 77,28 x 9,6 mm

Peso de 230 gramos

Samsung Galaxy Book Review: An Excellent 2

Samsung’s Galaxy Book two-in-one provides a surprisingly potent combination of price, performance, and battery life, all wrapped up behind an excellent Samsung AMOLED display with HDR.

Samsung’s Galaxy Book is a 2-in-1 12-inch tablet with a detachable keyboard that gets pretty much everything you care about right. Its price, performance, and battery life are all among the best we’ve tested.

Adam Patrick Murray

Price: Galaxy Book’s value proposition

While some competing 2-in-1 products we’ve reviewed cost upwards of $1,400, the version of the Samsung Galaxy Book we tested ships for $1,300. The price includes 4GB of RAM and a 128GB SSD, plus optional LTE connectivity via Verizon. A more full-featured version starts with 8GB of RAM and a 256GB SSD. There’s also a microSD card slot that accepts cards up to 256GB. Inside you’ll find 2×2 802.11ac Wi-Fi plus Bluetooth 4.1 BLE. 

Adam Patrick Murray

The Galaxy Book’s beautiful Super AMOLED display is definitely a selling point.

I expected the Galaxy Book to lean a bit more upon Samsung’s legacy of quality Android tablets, however. It’s no crime to exclude a physical Windows button, as the Galaxy Book does. I was a bit surprised, though, to discover that the screen bezel was a bit on the chunky side. The Galaxy Book’s dimensions are fine: 11.47 x 7.87 x 0.29 inches, and just over 2.5 pounds with the keyboard attached, or about 2.78 pounds if you add the small, cellular-style USB-C power charger. Still, the tablet felt somewhat awkward to hold in the hand.

Adam Patrick Murray

Though the Surface Pro 4 (bottom) is thicker than the Galaxy Book, it weighs slightly less when you attach both keyboards.

Features: A mobile pedigree, for better and for worse

Unfortunately, buying a Galaxy Book brings up a new consideration for many: what USB standard your peripherals use. Samsung has committed wholeheartedly to USB-C, with a pair of ports than can be used for charging or for peripherals. That’s fine for phones like the Samsung Galaxy S8, which use USB-C for charging but rarely connect to a wired USB device. The PC ecosystem encompasses a vast number of legacy devices, however, and you undoubtedly own some pre-USB-C device that you’ll want to connect to the Galaxy Book. At least Samsung was somewhat merciful: There’s a traditional headphone jack.

Adam Patrick Murray

One of these things is not like the other.

Samsung clearly tapped its mobile team in other aspects of the design. Some people simply love taking photos with a tablet’s rear camera, and Samsung’s high-quality 13MP part should serve you well. Photos were sharp and bright, although the tablet can take seconds to focus. A more mundane 5MP camera sits up front.

Adam Patrick Murray

The S-Pen may be a bit less ergonomic than other styluses, but you don’t have to charge it, either.

The new S-Pen can sense 4,000 levels of pressure, a distinction I’ve never felt was particularly important for the average user. Interestingly, the S-Pen also allows you to ink a broader stroke by angling the pen’s nib against the keyboard, like a pencil. Compared to the Surface Pen, Apple Pencil, and others, however, the S-Pen is skinnier and a bit less comfortable to hold, with a single button and no eraser function. It doesn’t require charging, however, which is a plus.

Keyboard: the Book’s foldable keyboard doesn’t suck

Samsung’s Galaxy Book connects to the keyboard with just a single strip along its edge. The hold is so secure that I was genuinely worried I’d rip the keyboard while trying to disconnect it. Others, like the one for Microsoft’s Surface Pro, use a similar strip, plus a second that together form the keyboard’s hinge. Without that second strip, the Book’s keyboard lies flat.

Most two-in-one tablets also provide a kickstand-like part that folds out from the rear of the tablet. The Galaxy Book does not, instead requiring you to fold the cover into one of four positions to recline it at a specific angle. If you need it (I did), a cheat sheet of sorts is printed on the cover. What elevates the Book’s foldable cover over others I’ve used is its magnetic edge, which matches up with magnets along the tablet’s backside. When you fold the cover to the appropriate position, the two strips grab each other securely.

Adam Patrick Murray

Magnetic strips inside the Galaxy Book keyboard cover connect to similar strips inside the tablet, helping to steady it at different positions.

Unfortunately, however, Samsung’s Galaxy Book is primarily a desktop machine. While on your lap, the Galaxy Book’s keyboard secures the tablet as well as any I’ve tried. Still, though I found one keyboard position that worked for lap typing, everything felt wobbly and uncertain.

Adam Patrick Murray

Thought the keyboard sits flat, it’s not that uncomfortable.

Performance: Galaxy Book is among the best

The Galaxy Book performed impressively well for a 2-in-1. A fair number of hybrid and convertible laptops use Core m chips—solid performers, but not on a level with Intel’s mainstream Core processors. Because it’s equipped with a dual-core 15-watt processor, Samsung’s Galaxy Book can get away with including a Core i5 chip instead of a Core i7. The Galaxy Book’s processor also belongs to the current 7th-generation line of Core CPUs, so you’ll see a slight boost in performance over systems still equipped with 6th-generation Skylake parts.

The Galaxy Book shapes up well against some higher-profile hybrids, like the Lenovo ThinkPad X1 Tablet, the HP Elite x2, and the much more expensive Microsoft Surface tablets. It also holds its own against convertibles with weaker hardware, like the Dell XPS 2-in-1. When pitted against similarly equipped devices, it offers equal or slightly better performance.

IDG IDG IDG

With Maxon’s CineBench benchmark, which renders a static 3D scene, the Galaxy Book’s processor struggles a bit. Though the benchmark provides a single-thread test, we use its multithreaded test to tax the processor thoroughly for the few minutes it takes the test to run. In this pure CPU test, the Galaxy Book holds its own among its Core i5-equipped peers.

IDG

Handbrake uses the tablet’s processor to transcode video files into different formats. Our benchmark involves taking a large 30GB MKV file and converting it into a smaller MP4 using the software’s Android Tablet preset. Here, we want the fastest processing time possible. While laptops in this class aren’t expected to be fast, Samsung’s Galaxy Book still trails its peers by a small amount. Note the that the Surface Pro 4, another tablet laptop, is faster by about 10 minutes.

IDG IDG

Finally, there’s battery life, always a critical metric for a portable device. We set the screen to generate a consistent level of light (between 250-260 nits), adjust the volume to 50 percent while earbuds are plugged in, then loop a 4K video in Windows 10’s Movies & TV app until the battery expires. It’s a good test to measure real-world battery performance. With a runtime of over ten hours on a 40 watt-hour battery, the Galaxy Book is a winner.

IDG

Bundled apps: Samsung’s apps are hit-and-miss

Like its phones, Samsung couldn’t resist bundling its own apps, which provide alternatives to the way Windows works. Duplicating functionality that exists elsewhere works only if you improve upon it, though, and Samsung’s record there is spotty. 

For instance, instead of Windows Hello capabilities, Samsung offers this solution:  Download the Samsung Flow app (if you own a Galaxy S6 smartphone or a more recent model) and connect the Book to the phone via Bluetooth. You can then lock your PC while leaving your phone unlocked, tap the phone to the NFC sensor on the keyboard, and then scan your finger on the phone’s fingerprint sensor. If everything goes well, your PC will unlock in a snap. By that time, though, you could have typed in a Windows password.

Adam Patrick Murray

Underneath this Samsung Galaxy S6 is an NFC chip, which must be tapped with the phone to enable its fingerprint reader.

When it doesn’t work, it seems superfluous. Case in point: Samsung Notes, a preloaded Galaxy Book app which serves as a hybrid of Google Keep and OneNote. A more useful alternative is Samsung Recovery, which can be used to back up data, restore a previous recovery point, or return to the original factory image. 

Adam Patrick Murray

Smart Select allows you to do three things of note. The first, selecting a region of the screen reproduces the Windows 10 Snipping Tool, which you can share or save to your hard drive. But you can also take that area you’ve highlighted and extract the text, which can be rather handy when used with a photo of a document. Finally, there’s the GIF creator.

IDG

Conclusion: the Galaxy Book is worth a look

Samsung’s Galaxy Book touches all the bases of what makes a solid Windows tablet: a sharp display, very good performance, and excellent battery life, all for a reasonable price. As for Samsung’s choice of USB-C—a port expander or dongle might not be the most convenient option, but it will carry you through. Eventually, you’ll begin shifting your own personal ecosystem to the newer connectivity format.

The keyboard matters, though. I still prefer the more rigid keyboards of the Microsoft Surface lineup, and I think you will too. 

Samsung does a good job of mitigating the inconveniences, however, and the 2-in-1’s value is unquestionable. Right now, the Galaxy Book is among the best two-in-one devices on the market.

Review Del Garmin Forerunner 255S: Una Pequeña Maravilla

Pros

Estuche más pequeño que en el 255 estándar

Mayor precisión GPS

Práctica función de informe matutino

Contras

Sin la pantalla AMOLED del 265

Aumento de precio con la edición de música

Sin función de preparación para el entrenamiento

Nuestro veredicto

Puede que al Garmin Forerunner 255S le falte el toque extra de color del Forerunner 265 con AMOLED, pero sigue siendo un gran reloj running para los corredores que se tomen en serio lo de dedicar más tiempo a la cinta, los senderos o el asfalto.

Mejores precios hoy: Garmin Forerunner 255S

Tienda

Precio

$319.99

Ver oferta

Garmin tiene un reloj deportivo en casi todos los puntos de precios y, si eres un corredor que ha empezado a tomarse más en serio el tiempo de carrera, el Forerunner 255S es un reloj hecho para ti.

La continuación del Forerunner 245 incorpora el nuevo modo GNSS multibanda de Garmin en sus relojes de gama alta para mejorar la precisión del seguimiento en exteriores en condiciones difíciles, además de ofrecer dos tamaños de esfera diferentes.

Desde entonces ha sido reemplazado por el Forerunner 265, que añade una pantalla AMOLED a la mezcla, pero con el 255S que ofrece un conjunto de características similares fuera de esa AMOLED, tenemois la oportunidad de adquirir un un reloj que sigue siendo muy válido para correr sin tener que dejarte todo tu presupuesto.

Diseño y fabricación

Pesa 39 gramos

Pantalla transflectiva de 1 pulgada

Sumergible hasta 50 metros

El Forerunner 255S es el más pequeño de los dos modelos disponibles, con opción de adquirirlo con el mismo precio con caja o esfera de 41 mm o 46 mm. Así que si te gusta la idea de un reloj que no domine a tu muñeca, entonces el 255S está hecho para ti.

Mike Sawh

También puedes hacerte con el 255S en ediciones con o sin música. La primera añade un reproductor de música integrado de 32 GB para almacenar tu propio audio o listas de reproducción sin conexión de servicios de música en streaming como Spotify o Deezer. Si se opta por la edición musical, el precio aumenta 50 €.

La esfera de 41 mm está fabricada en polímero, que es prácticamente el material habitual de los relojes Forerunner de Garmin, y se combina con una correa de silicona de 18 mm que está bien diseñada para hacer ejercicio y se puede quitar si se desea algo más elegante o colorido para diferentes ocasiones.

Además de la típica serie de botones físicos, cuenta con una pantalla de 1,1 pulgadas y resolución de 218 x 218 píxeles. Se trata de una pantalla más pequeña que la del 245 y también de un descenso en la resolución.

Eso significa que carece de la pantalla AMOLED más vibrante y colorida que encontrarás en el nuevo Forerunner 265 y que tampoco es una pantalla táctil. Si no te importa prescindir de la pantalla táctil AMOLED, seguirás disfrutando de una pantalla de buen tamaño con sólidos ángulos de visión, tanto en interiores como en exteriores, que también se ve bien mientras nadas en la piscina.

En lo que respecta a la natación, tiene la misma resistencia al agua que su predecesor, por lo que puede sumergirse hasta 50 metros de profundidad y no es necesario quitárselo para ducharse, aunque no está de más quitárselo de vez en cuando para limpiar el sudor de la correa o eliminar restos.

Mike Sawh

Dale la vuelta al reloj y encontrarás el sensor óptico propio de Garmin que proporciona datos de frecuencia cardiaca de forma continua y durante el ejercicio y, además, ofrece mediciones de oxígeno en sangre durante el sueño o a lo largo del día.

Ahí también encontrarás el puerto de carga, que es el lugar para el cable de carga universal de Garmin que utiliza en la mayoría de sus relojes, aunque carece del soporte de carga inalámbrica que Garmin introdujo en su smartwatch híbrido Vivomove Trend.

En general, ha sido muy cómodo llevar el 255S durante el período de pruebas. Sí, es pequeño, pero es ligero y discreto y tiene una pantalla lo suficientemente buena como para absorber sus métricas y otros datos que sirve en movimiento.

Seguimiento de la salud y la forma física

HRV Status profundiza en la recuperación

Rendimiento mejorado del GPS

Ahora incluye seguimiento de natación en aguas abiertas

Puede que Forerunner esté en el nombre, pero al igual que otros relojes Forerunner, el 255S también dispone de sensores y funciones de seguimiento para natación, ciclismo y perfiles para senderismo, esquí y snowboard, entre otras actividades al aire libre.

Mike Sawh

Garmin ha reforzado los perfiles deportivos disponibles con el 255S, que ahora cuenta con un modo de natación en aguas abiertas y un modo de triatlón dedicado para convertirlo en un reloj de triatlón más asequible dentro de la colección de Garmin.

Si lo utilizas para correr, aquí tienes de todo. Incluye perfiles de carrera para ultras y carreras en pista, y tienes acceso a Garmin Coach para sincronizar entrenamientos desde programas diseñados para 5K hasta distancia de media maratón. También hay un predictor visual de carreras que te da una idea de lo que podrías correr el día de la carrera basándose en el historial de entrenamientos.

Las grandes novedades en este apartado son el nuevo modo GNSS multibanda de Garmin y la tecnología SATIQ. El primero es similar al modo de doble banda utilizado en el Apple Watch Ultra, que utiliza varias bandas de frecuencia de sistemas de satélite compatibles para ofrecer una mayor precisión, especialmente cerca de edificios altos, árboles y cadenas montañosas.

El uso de GNSS multibanda implica sacrificar más batería que si se utiliza el modo de seguimiento GPS estándar, pero proporciona datos notablemente más precisos y así fue cuando comparamos los datos con los de un reloj sin banda dual funcionando cerca de grandes edificios, lo que normalmente puede afectar a la precisión del seguimiento de la ubicación.

Garmin utiliza la tecnología SATIQ para determinar automáticamente qué nivel de asistencia por satélite debes utilizar en función de tu entorno y ubicación. La idea es que no malgastes batería utilizando el modo de posicionamiento superior cuando no lo necesites.

No obstante, y en última instancia, me di cuenta de que elegir manualmente el modo GPS era la mejor manera de hacerlo en la mayoría de los escenarios.

Mike Sawh

Garmin también ha intentado ofrecerte más información sobre tu recuperación y ha hecho un mejor trabajo a la hora de empaquetar los datos para que puedas asimilarlos mejor.

En el frente del análisis, ahora tienes algo llamado estado HRV, que utiliza las mediciones de variabilidad de la frecuencia cardíaca tomadas del sensor óptico durante el sueño. A medida que el reloj recopila esas mediciones durante unas semanas, intenta comprender mejor si tu cuerpo está soportando la carga de entrenamiento actual.

Aunque basta con pulsar el botón físico superior para saber si tu estado de VFC es bueno o malo, la presentación resulta un poco compleja. Se habría beneficiado de la inclusión de la función Training Readiness, disponible en el nuevo Forerunner 265 y en otros relojes Garmin más caros.

Esta función toma el estado de la VFC y otros datos de seguimiento para ofrecerte de forma sencilla si debes entrenar o relajarte.

Es algo que me gusta del nuevo informe matutino, que verás al levantarte y te dirá cómo has dormido, el pronóstico del tiempo, los entrenamientos sugeridos para el día y un pequeño mensaje de motivación para animarte.

Parece un poco artificial, pero es una función a la que me he acostumbrado con el tiempo y que resulta muy útil a primera hora del día.

Además de estas nuevas funciones, el 255S tiene todo lo que ofrecía el 245. Tanto si se trata de realizar un seguimiento de la actividad diaria y el sueño, como de proporcionar datos sobre el estrés y la saturación de oxígeno en sangre, puede ser útil como monitor de actividad física y de bienestar general.

No obstante, carece de las funciones de seguimiento de la salud más serias que se encuentran en los relojes inteligentes como el Apple Watch o el Galaxy Watch 5 de Samsung.

El monitor de frecuencia cardiaca funcionó bastante bien tanto en entrenamientos de ritmo constante como en los de mayor intensidad, en comparación con la correa para el pecho con monitor de frecuencia cardiaca HRM Pro Plus de Garmin, con la posibilidad de emparejar un monitor de frecuencia cardiaca externo para aumentar la precisión.

El 255S carece del soporte completo para mapas que ofrecen los relojes de gama alta Forerunner, Fenix y Epix de Garmin, pero sí ofrece navegación punto a punto y la posibilidad de ver las migas de pan en tiempo real, lo que resulta muy útil para desplazarse o volver a casa si te has perdido.

El seguimiento deportivo del Forerunner 255S es muy completo, ya que ofrece una buena precisión, un gran nivel de análisis del entrenamiento y algunas funciones nuevas que lo hacen más fiable y perspicaz también en esos frentes.

Funciones del reloj inteligente

Sincronización de listas de reproducción offline de Spotify

Funciones de seguridad y seguimiento en directo

Funciona con Garmin Pay

Como smartwatch, el 255S hace un trabajo bastante admirable al ser útil cuando no estás haciendo ejercicio. Funciona con Android e iOS, y la experiencia de uso de la aplicación Garmin Connect para el teléfono en todas esas plataformas es bastante consistente en términos de presentación y fiabilidad de la configuración, el emparejamiento y la sincronización del reloj.

Mike Sawh

En cuanto a las funciones del smartwatch, son las mismas que incluye el 245. Tienes acceso a la tienda Connect IQ de Garmin, que no está al nivel de calidad de la App Store de Apple en cuanto a aplicaciones, pero es un lugar útil para conseguir algunas esferas de reloj adicionales, campos de datos y widgets extra, aunque a veces es un poco lento el proceso de descarga y sincronización.

La visualización de notificaciones funciona bien a pesar de la pequeña pantalla, aunque sería una experiencia más agradable con la funcionalidad de pantalla táctil añadida que se obtiene en el Forerunner 265.

Si lo utilizas con un teléfono Android, puedes responder a los mensajes de texto y a las notificaciones (no tienes suerte con un iPhone) y la compatibilidad en general es mejor que la que encontrarás en la mayoría de relojes deportivos.

Garmin Pay también es compatible, lo que te permite realizar pagos sin contacto desde el reloj si tu banco es compatible, y funcionó bien para mí cuando necesitaba pagar algo rápidamente. Pero carece de la fluidez y los bancos compatibles son minoría frente a la variedad de sistemas de pago ofrecidos por relojes rivales.

Mike Sawh

Luego tenemos las funciones de música, que se componen de los controles que puedes utilizar para controlar la reproducción de audio en el teléfono y el reproductor de música integrado, para almacenar audio comprado y listas de reproducción de Spotify, Deezer y Amazon Music.

Hay capacidad para almacenar hasta unas 500 canciones y las listas de reproducción de los servicios de streaming de música compatibles se pueden transferir de forma relativamente sencilla.

El uso de la transmisión de música durante el seguimiento perjudica la batería, pero el soporte funciona bien, fue fácil emparejar un montón de diferentes auriculares Bluetooth para usarlos con el reloj.

Una vez más, sería bueno tener una pantalla táctil aquí para interactuar con las funciones de música, pero si quieres la capacidad de transmitir música, podcasts y audiolibros en un reloj deportivo, debes saber que el 255S está bien capacitado.

Duración de la batería y carga

Hasta 12 días en modo smartwatch

Hasta 26 horas en modo GPS

Hasta 5,5 horas con música en streaming

El Garmin Forerunner 255S es un reloj que yo diría que está hecho para durar una buena semana si estás planeando utilizar sus funciones clave de seguimiento deportivo y smartwatch de forma regular a lo largo de esa semana.

Garmin dice que deberías poder alcanzar los 12 días, pero llegar a ese número significa un uso más ligero de los modos de seguimiento principales. A esta longevidad contribuye la pantalla MIP en lugar de una AMOLED que consume mucha energía.

Mike Sawh

Lo que más consume de la batería es la transmisión de música y la monitorización continua de la saturación de oxígeno en sangre, que reducen drásticamente la duración de la batería. Si puedes vivir sin esos datos de oxígeno en sangre las 24 horas del día, vale la pena desactivarlos.

Si cambias al nuevo modo de seguimiento GNSSS multibanda en exteriores, esa cifra desciende de 26 a 13 horas, para que te hagas una idea de la diferencia en el uso de la batería. Si añadimos el streaming de música, la duración se reduce a 5,5 horas. Sigue siendo suficiente para aguantar un maratón largo, pero escuchar música es un duro golpe para la batería.

Los números son mayores de lo que se prometió en el Forerunner 245, pero a diferencia de muchos de los relojes Garmin más caros, aquí tienes algo que aguantará una semana con el potencial de llegar más lejos si sacrificas algunas de esas funciones que consumen más batería.

Precio y disponibilidad

El Garmin Forerunner 255S cuesta 349,99 € o 399,99 € para la versión musical. Puedes comprarlo directamente en Garmin.

También está disponible en Amazon España y en Amazon México.

El 255S se sitúa definitivamente en la categoría media de los relojes deportivos, por lo que supone un gran salto con respecto a los relojes básicos de Garmin, como el Forerunner 55 (179,99 €) y el Coros Pace 2 (199 €), que ofrecen funciones similares por menos dinero.

También comparte características similares con el Forerunner 265, cuyo precio ha subido aproximadamente 100 € en comparación con el 255S para ofrecerte a cambio esa pantalla AMOLED que luce mucho mejor, así como algunas de las últimas funciones de software de Garmin.

Veredicto

Puede que el Garmin Forerunner 255S no sea el modelo más nuevo de la gama Forerunner, pero eso no significa que no debas comprarlo.

Si no te importa el hecho de no tener una pantalla táctil AMOLED y funciones como la preparación para el entrenamiento y algunos perfiles deportivos adicionales, y prefieres una batería mejor, entonces todavía hay razones para elegir el 255S.

Ofrece una experiencia realmente completa en general y no sólo para los corredores. Si estás buscando un reloj Garmin que pueda funcionar como reloj de triatlón, entonces también merece la pena echarle un vistazo.

El problema que tiene Garmin es que el Coros Pace 2 puede ofrecer mucho de lo que ofrece el 255S por menos dinero. No es un reloj inteligente mejor y la interfaz de usuario no será del agrado de todo el mundo, pero en lo que respecta al seguimiento deportivo y la relación de calidad y precio, está a la altura del 255.

El Garmin Forerunner 255S ofrece una gran experiencia en general. No es tan caro como el más reciente 265 y demuestra que ir por un reloj más antiguo no es necesariamente una mala decisión.

Lista de especificaciones

Pantalla MIP de 1 pulgada 218 x 218p

Cristal Gorilla Glass 3

Carcasa de polímero

4 GB de RAM

Resistencia al agua de 5 ATM (50 metros)

Correas de liberación rápida de 18 mm

Carga con estuche exclusivo de Garmin

Autonomía de hasta 12 días

Autonomía Modo GNSS solo GPS: hasta 26 horas

Compatibilidad iPhone y Android

Dimensiones de 41 x 41 x 12,4 mm

Peso de 39 gramos

Samsung Galaxy Book Flex 2 Review: No Expense Spared

Pros

Superb display

Great all-round performance

Feature-packed S-Pen

Cons

Fiddly trackpad

Expensive

Our Verdict

Samsung has refined and tweaked the Galaxy Book Flex experience to become the most complete convertible laptop you can buy. You’ll need deep pockets, though. 

Samsung is primarily known for its phones and TVs, but it’s become clear that the company wants to become one of the default laptop manufacturers. A string of 2023 releases included the Galaxy Book Flex, a high-end convertible with built-in S-Pen. Our 9/10 review put it at the top of our best 2-in-1 chart, where it has stayed for many months.

Now, Samsung is back with a second generation, adding Tiger Lake processors, 5G and an extra camera to the mix. This is the same laptop that launched as the Galaxy Book Flex 5G back in September 2023, but it wasn’t until the arrival of the S21 range in January that the device made its way to these shores.

Despite demand for affordable laptops hitting unprecedented levels in the past year, Samsung has opted for the opposite approach. The Galaxy Book Flex 2 is even more expensive than the original, a device that was already out of many people’s budget. At this price point, very few compromises will be tolerated.

Design and build

The Galaxy Book Flex 2 is undoubtedly a high-end device, but that’s not immediately clear from the design. An aluminium build is pretty typical of modern laptops, but the Royal Silver finish doesn’t scream premium in the same way a MacBook Pro does. I did prefer the standout Royal Blue colour scheme on the original model, but that’s not available here. Still, this minimalist design might not be a bad thing for a £1,649 device that’s likely to be used in public.

The 13.3in display (which we’ll talk about in detail later) is housed within some impressively narrow bezels, although these are unchanged from the regular model. Here, you’ll find the same 720p webcam as last year – it’s fine for occasional video calls but nothing more, and still doesn’t support face unlock. I had hoped that Samsung would prioritise the quality of its webcam this year, although the company has added a second 13Mp snapper above the keyboard. This is designed to be used as a rear camera in tablet mode, and offers far better clarity and dynamic range. I still wouldn’t recommend using this for anything beyond the odd photo for reference, but it would have been nice to see the same quality of sensor used in the webcam.

As with the previous model, the Flex 2 has a 360-degree hinge, allowing it to be used in ‘tent’ mode and as a tablet of sorts. Windows 10 still doesn’t feel optimised for touch input, although the hinge is much stronger and less wobbly than before.

That keyboard I alluded to earlier has had a nice upgrade. It offers significantly more travel and a more convincing typing experience than its predecessor, despite being unchanged aesthetically. The keys are backlit, although there doesn’t appear to be a way to customise the brightness level.

It includes the same fingerprint sensor as before, which remains easy to enrol and near-faultless in its unlocking of the device. However, one minor criticism of the keyboard is that the function keys don’t work with a single tap – you’ll instead have to hold down the ‘Fn’ key at the same time. I couldn’t find a way to turn this off in settings. The trackpad is slightly taller and narrower than the original, but still feels cramped at times. If you plan on using the device long-term, I’d recommend connecting a separate mouse.

Another area which has seen significant changes is ports. While many manufacturers are choosing to remove them in the quest for ultra-thin and light devices, the Flex 2 is proof that you can retain a full range of connectivity options without compromising on a premium design. Samsung has dropped one of the USB-C ports from the original model, but replaced it with a full-size HDMI and USB-A. The latter’s absence was one of the most annoying things about the original Flex, so I’m delighted to see it here. You still get a 3.5mm headphone jack and SIM card tray too, which is now 5G enabled.

It’s clear Samsung wants the Flex 2 to be used for consuming content as well as productivity, making speakers of paramount importance. A continued partnership with AKG meant audio was always going to be a strong point, although there’s a noticeable improvement to bass and clarity here.

Screen and S-Pen

The Flex 2’s design prioritises functionality over looks, but the same can’t be said of the display. The 13.3in Full HD OLED (or QLED, as Samsung calls it) touchscreen is a joy to use, offering full support for the sRGB colour gamut. You could be forgiven for expecting higher than the 1920×1080 resolution at this price point, but the rich, vivid viewing experience more than makes up for it. It’s particularly noticeable when watching TV or other multimedia content, where the colours really pop. Samsung allows you to tailor this to your liking with a choice of six presets, but I was more than happy to stick with the default ‘Auto’ setting.

The screen also gets impressively bright – I recorded 426 nits at 100% brightness, while a Samsung-specific ‘Outdoor+’ mode boosts this to an incredible 600 nits. The settings menu warns you that the latter will drain the battery very quickly, but it’s a nice option to call on in direct sunlight.

Samsung has moved the S-Pen to the front of the device (or the top when in tablet mode), but its functionality is largely unchanged. It connects instantly via Bluetooth, offering the same 4096 levels of touch sensitivity that the stylus has become known for. Removing the S-Pen from its slot opens a Galaxy Note-style menu, with options to create notes, capture the screen and create live messages. I typically used it instead of the touchpad at times for a more precise touch and noticed almost no input delay. I still prefer the chunkier S-Pen you’ll find with the Tab S7+, but it’s a real bonus to have such a capable stylus built into the device.

Hardware and performance

Still, it offered stellar all-round performance, handling complex web browsing, multitasking and photo editing with ease. The device isn’t pitched as a gaming machine, but I’d be surprised to see it falter in that area.

This strong performance has contributed to the Flex 2’s inclusion in Intel’s Evo Platform, a new category of premium thin and light laptops. To qualify, eligible devices must be running Intel’s latest chips, wake from sleep in less than a second and offer nine hours of usage from a single charge. It also needs to have Thunderbolt 4 and Wi-Fi 6 support, with the Flex 2 ticking all these boxes.

Samsung has also added 5G to its laptop line for the very first time, but the relatively limited rollout of the technology meant I wasn’t able to test this for myself. Still, it does mean the device is well future-proofed, making it a great portable productivity device for many years to come.

Battery and charging

One of the key reasons for this is stellar battery life. The Flex 2 comes with the same 69.7Wh battery as its predecessor, but offers significantly more usage from a single charge. To help quantify this, I ran a 720p video loop test with the brightness set to 120 nits, to give an idea of the screen-on time you can expect. I recorded an extremely impressive 19 hours and 44 minutes before the device put itself to sleep. That’s among the highest figures we’ve ever had at Tech Advisor, and a full two hours longer than the original Flex.

However, there are a couple of caveats to be aware of here. Firstly, 120 nits really isn’t that bright – in a well-lit environment you’ll probably want it higher for a comfortable viewing experience. Playing the same video on loop, while useful, is also far from typical of everyday usage. It’s almost certain you won’t get that long before reaching for the charger, but a full work day should be well within reach.

Talking of charging, the Flex 2 comes with a 65W fast charger in the box. It connects via either of the USB-C ports (having one on either side is convenient), and I was able to get 42% charge back in just 30 minutes.

To help maintain battery health, Samsung has also included a ‘Battery life extender +’ feature in Settings. When turned on, the maximum your battery can charge to is 85%, which Samsung says will extend the physical life of the battery. It’s one of a few software tweaks dotted around Windows 10, but none have a big effect on the look and feel of the operating system.

Price and value for money

Price is the big thing that counts against the Flex 2. It starts at an eye-watering £1,649 via the Samsung website and Amazon in the UK, with the i7 model I tested coming in at £1,849. The device is not currently available in the US.

While there are some clear upgrades over the original Flex, I was hoping for a price drop in order to make it more competitive. When you consider that many devices in our best laptop chart cost barely half the price of the Flex 2, it becomes much harder to justify.

However, O2 selling the Flex 2 on contract may help soften the blow. Plans start at £45.99 a month with £20 upfront for 1GB of 5G data. That’s still a significant investment, even if you do get AKG Y500 wireless headphones and 6 months’ free Disney+ at no extra cost.

Verdict

The Flex 2 is arguably the most complete 2-in-1 laptop you can buy, but you’ll pay for the privilege – at least £1,649 to be exact. In exchange, you get a gorgeous 13.3in OLED display, excellent performance and truly outstanding battery life. The new secondary camera adds versatility to the tablet mode, while the addition of a USB-A and full-size HDMI port is much welcomed. You also get Samsung’s signature built-in S-Pen, while the new hinge is far sturdier than last year’s model.

Aside from the rather boring Royal Silver colour scheme and a slightly clunky trackpad, there’s really not much to complain about here. I just wish it wasn’t so expensive – that alone makes the Flex 2 much more difficult to recommend.

Check out how we test laptops for more information on what goes into one of our reviews.

Specs Samsung Galaxy Book Flex 2: Specs

11th-gen Intel Core i5/i7 processor

Intel Iris Xe graphics

13.3in FHD QLED Display (1920 x 1080) with Touch Screen Panel

8 RAM

256/512GB SSD

69.7Wh battery with 65W USB-C fast charging

2x USB-C ports (1 Thunderbolt), 1x USB-A, 1x HDMI, 3.5mm headphone jack

Fingerprint sensor

Bluetooth S-Pen

Wi-Fi 6

Bluetooth 5.1

5G (sub-6)

1.26kg

Lenovo Yoga Book C930 Hands

Lenovo Yoga Book C930 hands-on: Dual E Ink and LCD delight

A good idea can turn into a great one if you stick with it, and happily Lenovo has done just that with the new Yoga Book C930. Building on the innovative but flawed idea of the original Yoga Book in 2024, this second-generation model addresses the most common complaints, throwing in a second, E Ink display, upgrading the processor, and generally making for a much more flexible – and thus useful – ultraportable.

Like the original Yoga Book, the Yoga Book C930 has twin displays joined with a 360-degree hinge. The first-generation model used a touch-sensitive, backlit “Halo Keyboard,” however, which illuminated for typing but disappeared for using the ultraportable as a sketchpad. As Lenovo previewed earlier this year, the Yoga Book C930, in contrast, has an E Ink display on its lower half.

It’s an infinitely more flexible arrangement than before, as a result. The upper panel is a 10.8-inch 2560 x 1600 LCD IPS touchscreen, while the lower panel is a 10.8-inch 1920 x 1080 e-paper touchscreen. Lenovo can not only change keyboard layouts on the fly – switching between languages, for example, or showing special characters – but it can dynamically adjust the ‘board depending on what you’re doing.

So, normally the trackpad is hidden, maximizing space for the QWERTY layout and spacebar. Tap the virtual trackpad nub, however, and a trackpad enlarges. It means that both the keys and the trackpad can be larger than either on the previous Yoga Book, which couldn’t dynamically adjust its keyboard layout.

Lenovo uses a Wacom Active Pen with Bluetooth, that supports 4,096 levels of pressure recognition along with tilt. It has buttons on the side and the top, and the AAAA battery is good for 400 days of typical use. Sadly there’s no silo to store it, though it will cling magnetically to the side of the Yoga Book C930, and unlike the old model you can now use the pen on the LCD screen, too.

If all meant that Lenovo could do away with the cumbersome paper notepad accessory it included with the first Yoga Book. That required you to magnetically attach it to the lower half of the notebook, then swap out the regular stylus tip for an ink nib for sketching and taking handwritten notes. It was an awkward process, and so now you sketch directly onto the E Ink screen instead.

Even when you’re just typing, there have been improvements. Touch-typing on a completely flat surface was always one of the ergonomic annoyances of the original Yoga Book, and clearly the new Yoga Book C930 doesn’t add another dimension there. However, new haptic feedback – along with the virtual keys visually changing as you tap them, and optionally making a sound, too – makes a huge difference. I probably wouldn’t want to write a complete novel on it, but it’s a whole lot more pleasant an experience than it was before.

Lenovo hasn’t denied itself a little drama, either. When I first tried to open the Yoga Book C930, I found myself searching in vain for a large enough groove or notch where the two halves join. That’s only very slightly present, because Lenovo uses what it’s calling Knock-to-Open: you rap the closed notebook gently with your knuckles, and it pops the lid slightly. Necessary? Not really. A fun little gimmick? Absolutely.

What’s inside, though, isn’t a gimmick. If the primary concern first-gen Yoga owners had was the typing experience, then the Intel Atom processor inside was a close second. The Yoga Book C930 steps up to a far healthier 7th Generation Intel Core m3-7Y30 or Core i5-7Y54 processor instead, paired with 4 GB of LPDDR3 memory and up to 256 GB of PCIe SSD storage. There’s Intel HD Graphics 615, too.

Gone is the Android option – it just didn’t have the same appeal, Lenovo tells me – in favor of Windows 10 alone. There’ll be a WiFi-only model, with 802.11ac, and an LTE version which throws in 4G LTE. Either way you get two USB 3.1 Type-C ports, which can each handle power, data, and a external display, and a new optical fingerprint sensor.

Dolby Atmos support – which sounds oddly good on such a small device – and a 35.8 Wh battery round out the core specifications. Lenovo tells me it expects the Yoga Book C930 to run for up to 8.6 hours on a full charge. Less than the old model was rated for, true, but you’re getting a far more useful machine to use for those hours.

That’s a trade I’d be willing to make, were it my money and my road-warrior lifestyle. The first-generation Yoga Book felt like a movie prop: eye-catching and tempting in a geeky way, but in practice hampered by its underwhelming specifications and questionable ergonomics. In contrast, this second-generation model makes a far more compelling case.

The flat-profile keyboard is no longer just a compromise to make for a super-skinny notebook. Instead, it’s legitimately useful with its flexible layouts, virtual notepad duties, and ereader talents. Certainly the Lenovo Yoga Book C930 isn’t for everybody but, for those who sit at the center of its Venn diagram of talents, it’s an altogether unique and quite probably rewarding device. If you’re among that cohort, you’ll be able to pick one up in October, priced from $999.99.

Update the detailed information about Review Del Wd My Book 22 Tb on the Tai-facebook.edu.vn website. We hope the article's content will meet your needs, and we will regularly update the information to provide you with the fastest and most accurate information. Have a great day!